“Nos dicen que las mejoras y refuerzos son inminentes, pero no llegan”

Llamada masiva a la huelga este 25 de enero en la Inspección de Trabajo contra los incumplimientos de mejoras para sus empleados. Todos los sindicatos de inspectores y casi todos los de subinspectores, salvo uno, han convocado un paro de 24 horas este miércoles en un conflicto laboral que se está intensificando. El Ministerio de Trabajo alcanzó un acuerdo con la plantilla en julio de 2021 y aún no se ha cumplido. Las resistencias provienen de Hacienda, pero los empleados exigen a Trabajo y al Gobierno en su conjunto que cumpla con el compromiso adquirido. “Las carencias son numerosas y cada día más graves”, alertan los representantes de la plantilla.


Convocados tres días de huelga en la Inspección de Trabajo ante los "incumplimientos" del Gobierno

Convocados tres días de huelga en la Inspección de Trabajo ante los “incumplimientos” del Gobierno

Más

El personal de la Inspección de Trabajo advierte de la falta de personal, ante cada vez más carga de trabajo y más competencias a este organismo público para combatir el fraude laboral. Por ejemplo, se han intensificado las actuaciones en múltiples abusos empresariales, como los falsos autónomos, con actuaciones como las multas millonarias a Glovo, y también la vigilancia de los planes de igualdad. También se prevé que la Inspección revise las causas de los despidos colectivos para evitar abusos.

Los sindicatos celebran que se dé importancia al organismo, pero reclaman medios para que estas políticas puedan llevarse a cabo dada la sobrecarga y el agotamiento del personal.

“La escasez de plantilla es patente, los medios con los que se cuenta sufren un achatarramiento innegable, la estructura está sin desarrollar y pone en cuestión una correcta organización y coordinación, el reconocimiento del esfuerzo de quienes trabajan en la Inspección es inexistente, no hay posibilidad de carrera profesional, no hay horizonte de mejora y en algunos apartados nos encontramos con los niveles retributivos más bajos de toda la Administración”, denuncian los sindicatos CCOO, CIG, CSIF, SITSS, SISLASS, UGT, UPIT y USESS en la nota informativa sobre la huelga de este 25 de enero.

Aún a falta de los datos de seguimiento de la jornada de huelga, varias fuentes sindicales señalan que es superior a la primera jornada de paros de diciembre, en la que solo convocó una parte de la representación de los trabajadores.

Palabras y compromisos que no llegan

La vicepresidenta y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, destacó esta semana el aumento del presupuesto en la Inspección de manera “histórica” en esta legislatura. Los sindicatos denuncian que, aunque en los Presupuestos se ha aumentado la dotación del organismo, pero que gran parte no se ha ejecutado.

“Más del 20% del presupuesto del año 2022 se ha quedado sin ejecutar. La mejora introducida presupuestariamente en dicho ejercicio se ha ido por el desagüe a pesar de que la misma tenía holgura suficiente para dar respuesta a todas las soluciones necesarias”, denuncian los representantes de la plantilla.

Ante el incumplimiento del pacto con mejoras laborales de verano de 2021, Yolanda Díaz señaló al “debate interno en el seno del Gobierno sobre esta cuestión”. “Pero soy optimista y seguramente avanzaremos en esas negociaciones”, añadió Díaz. Fuentes sindicales indican que desde Trabajo se asegura que va a haber una solución “inminente”.

“Era inminente en marzo, luego a finales de diciembre y ahora otra vez nos dicen lo mismo”, se queja Ana Ercoreca, del sindicato SITSS, que denuncia que pese a las palabras no llega ninguna solución. “No nos indican qué significa ‘inminencia’, ni nos pueden facilitar información sobre los ‘flecos’ con respecto a los que hay desacuerdo y no aceptan en Hacienda”, añaden desde UPIT.

Los sindicatos señalan sobre todo a Hacienda, departamento dirigido por María Jesús Montero, contra el que más se están concentrando en sus movilizaciones en la calle. En el Ministerio respondieron hace semanas a elDiario.es que consideran que “el compromiso presupuestario alcanzado en esta materia ya está cumplido”.

Los representantes de la plantilla exigen a Trabajo que haga valer su pacto con los empleados públicos y señalan al conjunto de la coalición. “Un Gobierno que se empeña en mantener esta situación en la Inspección de Trabajo y Seguridad Social solo demuestra tenerle escaso cariño a la institución a pesar de que verbalice una y otra vez el valor de la misma”, denuncian. La situación “nos seguirá colocando en clave de conflicto en el futuro hasta que se superen todos los obstáculos”, advierten.