León incorporará antes de fin de año un contingente de cien militares de…

Los 55 vehículos no tripulados que integrarán la futura Unidad de Drones de la Unidad Militar de Emergencias tendrán como respaldo un centenar de soldados que pasarán a formar parte de este pionero grupo como pilotos, responsables del análisis de imágenes que se obtengan a través de las cámaras que portan los sistemas pilotados remotamente o los mecánicos y responsables de los sistemas electrónicos, entre otros. Una unidad que, como anunció el lunes la ministra de Defensa, Margarita Robles, se ubicará en la base Conde de Gazola, en un entorno próximo al quinto Batallón de la Unidad Militar de Emergencias.

La capacidad operativa de los drones será tanto por aire, como por tierra y agua, como señalaron desde Defensa, para destacar que se tratará de una puntera unidad que «va a poner a la UME a la cabeza de los servicios de emergencia y actuación ante grandes catástrofes no sólo en Europa, sino en el mundo». Será a finales de este año cuando se cree y comiencen a incorporarse los primeros efectivos que darán forma a la unidad y empezarán a tomar las primeras decisiones sobre el grupo.

                      Desfile de soldados de la UME en Conde de Gazola en el día de su patrona. ARCHIVO
Desfile de soldados de la UME en Conde de Gazola en el día de su patrona. ARCHIVO

Aún está por determinar, por ejemplo, cómo se incorporarán los soldados a la Udrume, acrónimo por el que se conocerá a la unidad: si se hará una publicación de vacantes o si se designarán desde el Batallón de Transmisiones de la UME, que será su matriz orgánica, con sede en Torrejón de Ardoz. Otro de los aspectos pendientes es decidir si todos los integrantes de la unidad tendrán como destino León o algunos de ellos permanecerán en la base que también alberga el Cuartel General de Madrid. Fuentes militares concretaron ayer que estas primeras decisiones se irán tomando a medida que la unidad vaya creciéndose y conformándose y que serán los primeros en llegar a Ferral del Bernesga lo que vayan valorando los pasos a dar.

El quinto Batallón de la UME cuenta actualmente con medio millar de soldados, que año tras año y campaña tras campaña, son los más activos a nivel nacional debido a la amplia zona de intervención asignada, toda el noroeste, y sus salidas ligadas tanto a los incendios forestales como a los temporales invernales. A ellos se sumará a partir de junio de 2025 el centenar de integrantes de la Udrume, que compartirán acuartelamiento también en Conde de Gazola con el resto de los soldados del Ejército de Tierra dependientes del Mando de Artillería —como el Grupo de Adquisición y Localización, el Gail, que también emplea los drones— y el Grupo de Obtención por Sistemas Aéreos, que se encuentra en una situación similar a la Udrume, ya que no depende del Maca, sino del Regimiento de Inteligencia cuyo cuartel general está en Valencia, mientras que su actividad se desarrolla en León. Actualmente, el acuartelamiento de Ferral del Bernesga da trabajo a 1.400 soldados.

Estratégico

Las fuentes militares consultadas ayer también en que León ofrece para la Udrume «un contexto propicio», tanto por las condiciones militares —era fundamental que en el destino de la nueva unidad ya hubiese un batallón de la UME— como por el entorno estratégico que aportan instituciones o instalaciones como la Universidad de León, el Inta de Cuadros o el Aeródromo Militar de León, dependiente del Ejército del Aire y del Espacio. A mayores, el Grosa, la unidad de RPAS dependiente del Regimiento de Inteligencia que para operar con sus Searcher, sus drones de clase 2, ya cuenta con un espacio segregado que permitirá a los drones de la Unidad Militar de Emergencias realizar sus ejercicios y operaciones.