Felipe González conserva intacto su tirón (al menos, entre los periodistas)

No estaba previsto el canutazo. Aún así, todos los periodistas conocen a Felipe González. Saben que no se calla nada. El expresidente de España acudía este miércoles a Zaragoza para participar en el foro ‘El desafío de los grandes incendios forestales. Impactos en el territorio’, organizado por su fundación y el Gobierno de Aragón. Una veintena de redactores, fotógrafos y cámaras de televisión aguardaban a la entrada de la Sala de la Corona de Aragón del Pignatelli porque, aunque en teoría no iba a hablar, habló de todo, como siempre.

Aunque puede llamar la atención, una de las cosas que apasionan a Felipe González son los incendios forestales. Por eso, a preguntas de los periodistas, no pudo evitar pararse ante las cámaras para dar su opinión, mientras era acompañado por Javier Lambán a una sala a rebosar que esperaba su llegada para dar comienzo al foro de debate. Entre sonidos de ‘flashes’, el expresidente de España confirmaba que “los fuegos se apagan en invierno”. “Nos acordamos de los incendios cuando está ardiendo el monte, pero apagar los incendios es en invierno. Se prepara el monte para que no arda. Hay que cambiar la política completamente”, apostillaba.

La temática cambiaba drásticamente, pero Felipe no rehusaba a contestar. Ante el envío de tanques Leopard a Ucrania, expresaba que “este país tiene derecho a defenderse, pero “no a hacer con los rusos lo que los rusos están haciendo con ellos”. Los periodistas, no satisfechos, le preguntaron también por la ley del solo sí es sí -recuerden, no estaba previsto el canutazo-, y el socialista no dudó en hacer una analogía con los incendios forestales. “Los fuegos más fuertes han ocurrido en zonas protegidas. Las zonas protegidas van a pasar a gritar: ‘¡Por favor, no me protejas!’. Lo mismo está pasando con la ley del sí es sí”, espetaba. Lo recordaba también durante su intervención en la inauguración del foro: “Si esa ley del si es si es una intencionadamente buena con efectos negativos, corrijo la ley, no busco al culpable. Pasa todo el tiempo con los incendios”, aseguraba.

El ‘encanto Felipista’ también ha llegado a Zaragoza. Al menos entre los periodistas. No estaba previsto que hablara, pero llegó -por la puerta de atrás, acompañado del presidente aragonés y sus guardaespaldas- y, a pesar del frío, habló de todo, como casi siempre.