El Gobierno se reafirma en que la Variante abrirá este año, pero no en mayo, para contar con una fiabilidad absoluta

El presidente del Principado de Asturias, Adrián Barbón, y la secretaria de Estado de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Isabel Pardo de Vera, a su llegada a una reunión.

La secretaria de Estado de Transportes y ‘número 2’ del ministerio del mismo nombre, Isabel Pardo de Vera, remarca que se antepone la seguridad a cualquier otra aspiración | Los Avril serán los trenes que deberán ‘tirar’ de esta infraestructura

r. mUÑIZ | L.N.

El Gobierno se reafirma: la Variante de Pajares
abrirá este 2023, pero no en el mes de mayo como inicialmente estaba previsto.

Así se ha remarcado este martes en un encuentro en el que la secretaria de Estado de Transportes y ‘número 2’ del ministerio del mismo nombre, Isabel Pardo de Vera, ha pedido «disculpas» por el
último retraso en la puesta en servicio de la infraestructura.

Las previsiones que maneja el ejecutivo en la actualidad es que en el mes de abril se podrá conocer la fecha en la que se podrán vender los billetes para circular por la
Variante con el fin de agilizar la venta por delante de la activación del tramo ferroviario. Siempre con la idea de multiplicar el uso y disparar las visitas a
Asturias desde León, que podrían dispararse un 170% según las previsiones de las cámaras de comercio.

«Fuimos optimistas»

Reconoció que la promesa de abrirla en mayo era viable en un escenario óptimo, si no se retrasaba ninguna unidad de obra ni prueba. «Fuimos optimistas», reconoció.

El cambio de planes, defendió, no puede implicar que se ponga en cuestión el trabajo de los técnicos del Adif, cuya profesionalidad reivindicó. Según argumentó, la mayoría de los retrasos que se han venido sucediendo en la variante desde que empezaron las obras, hace 19 años, las atribuyó a «injerencias políticas».

Pardo de Vera ha pedido disculpas por las vicisitudes que ha sufrido un «proyecto estratégico» para Asturias que ha sufrido «incidencias más que lamentables y ha sido objeto de mucha manipulación y maniqueismo político» desde que empezó a construirse en 2004 con un proyecto «cogido con imperdibles técnicamente» y que se vio afectado durante años por la crisis económica de 2008.

Cascos, «culpable»

De Vera ha culpado de este retraso, principalmente, al expresidente del Principado Francisco Álvarez-Cascos, al que ha acusado de haber hecho «mucho daño» a este proyecto con su «obsesión por el ancho internacional» y que le llevó a decir que se haría así «porque le salía de los cojones» ya que del voto de Foro en el Congreso dependía la aprobación de los presupuestos del Estado.

En un principio estaba previsto que en la segunda quincena de diciembre se entregara la vía de la que se ha convertido en la mayor obra civil del país, que incluye un túnel de 25 kilómetros bajo la cordillera Cantábrica en la que se han invertido casi 4.000 millones de euros y que permitirán que el AVE una Oviedo y Madrid en algo más de tres horas.

Problemas de suministros

No obstante, problemas con los suministros de materiales, sobre todo de carácter eléctrico, y el incremento de los precios de las materias primas retrasaron los objetivos que se había marcado el ministerio en junio del pasado año.

Según Pardo de la Vera, se trata de un retraso de ocho semanas «sobre la programación optimista que habían hecho» ya que ahora esperan poder entregar la obra en la segunda quincena del próximo mes, lo que permitirá que entre marzo y abril se hagan las pruebas de seguridad para proceder a continuación con la formación de los maquinistas.

La Variante

La Variante de Pajares, que une la provincia de León con Asturias a través de 49,7 kilómetros de red ferroviaria en seis tramos, avanza en su remate final y con un nivel de ejecución que roza el 100%.

A esa inminente apertura oficial, que pondrá fin a unas obras que comenzaron en 2004 y en las que ya se han alcanzado los 4.000 millones de euros de inversión, se une la novedad de los proyectos que Renfe tiene para esta infraestructura desarrollada por Adif.

La compañía espera que para entonces Talgo haya cumplido el calendario de entrega de los nuevos modelos de muy alta velocidad, ‘Avril’.

Avril

De ser así desde León hacia Asturias se podrá viajar en este nuevo modelo de tren, más ligero y con más plazas que series anteriores. El ‘Avril’ alcanzó 363 kilómetros por hora en el banco de pruebas y finalmente se certificará para llegar a los 330 kilómetros por hora, una velocidad que por el momento no podrá alcanzar en la Variante.

En la actualidad Talgo baraja la entrega de una treintena de unidades de las cuales 15 unidades son de rodadura desplazable. «Con la llegada del nuevo material AVE de ancho variable se incrementarán los servicios, habrá servicios exclusivos con este material y quedará algún Alvia», también se ha advertido.

El concurso

En 2016 Renfe sacó a concurso internacional la contratación de 15 trenes de muy alta velocidad, aptos para circular a una velocidad comercial de 330 km/h y su mantenimiento durante 30 años, en un proceso abierto y competitivo en el que Talgo se alzó como vencedor. Posteriormente, se amplió el pedido a 15 trenes más, lo que lleva el total del proyecto a un total de 30 unidades de tren de nueva generación.

De esa flota, 15 de las unidades Talgo Avril contarán con la tecnología de cambio de ancho automático y multitensión para muy alta velocidad, lo que les permitirá circular prácticamente por toda la red ferroviaria nacional, mejorando la oferta comercial y reduciendo los tiempos de viaje. Otros 10 trenes estarán preparados, además, para su circulación en Franc