‘Ecogrames’: Un poema en castellano traducido al catalán desata la polémica tras hacerse con el Premi Ciutat de Palma | Cataluña

Jorge Fernández Gonzalo.
Jorge Fernández Gonzalo.TONI GARRIGA (EFE)

El escritor madrileño Jorge Fernández subió al escenario del Teatro Principal de Palma la noche del pasado día 21 para recoger el premio Ciutat de Palma Joan Alcover de Poesía, que según las bases del certamen organizado por el ayuntamiento de la capital balear tiene como objetivo “apoyar la creación literaria en lengua catalana y reconocer la labor de los escritores”. Fernández agradeció ante el auditorio el reconocimiento a su poema ‘Ecogrames’ con el que pretende recoger testimonio del nacimiento de su hijo.

Sin embargo, a la mayoría de los allí presentes les llamó la atención que pronunciara las palabras de agradecimiento en español y no en catalán, idioma que pretende poner en valor el certamen. La polémica se desató horas después cuando Fernández, profesor de filosofía en la Universidad Complutense de Madrid, afirmó a la edición balear del diario Ara que la obra había sido concebida originalmente en castellano y la había traducido al catalán para poder concurrir al premio.

Fernández explicó al diario que ya ganó con una obra traducida unos premios de la Comunitat Valenciana y encontró en esa vía, la de traducir su obra del español al catalán, una manera de concurrir a más certámenes y hacer llegar sus producciones a las editoriales. “Lo hago con otras creaciones para presentarme a diferentes premios” señaló en la entrevista. Las bases del premio Joan Alcover de Poesía publicadas por el Ayuntamiento de Palma no especifican que las obras presentadas tengan que haber sido escritas originalmente en catalán y sólo contempla que sean “inéditas, originales, con temática libre y escritas en catalán” ya que el espíritu de los galardones es premiar el uso de la lengua catalana en los trabajos culturales que concurren en las diferentes categorías. En este caso el ganador recibe 12.000 euros y la edición y divulgación de la obra.

La polémica no tardó en correr como la pólvora a través de redes sociales como Twitter, donde algunos usuarios se quejaban de que un autor que sólo escribe en español se pudiera hacer con este premio. “Creemos que el Ayuntamiento de Palma tiene que estudiar el asunto después de las declaraciones del autor de que su obra está versionada y traducida. Nos gustaría que fuera examinado por los servicios jurídicos” afirma Sebastià Portell, presidente de la Associació d’Escriptors en Llengua Catalana, crítico con el hecho de que una obra traducida se haya llevado un galardón que premia las obras en catalán. La entidad entiende que “por coherencia” con las bases y su preámbulo, en el que se establece que los galardones pretenden reconocer la creación literaria en lengua catalana, sólo se pueden admitir obras escritas originalmente en este idioma. El escritor también considera que esa idea tiene que quedar clara en las bases de futuras convocatorias porque episodios como el ocurrido en esta edición “ponen en cuestión el apoyo a la creación en lengua catalana y su credibilidad”.

El teniente de alcalde de Cultura y Bienestar Social del Ayuntamiento de Palma, Antoni Noguera, recuerda que las 115 propuestas que concurrieron al certamen de poesía estaban firmadas bajo pseudónimo y la ganadora se ajustaba a las bases del concurso, incluso siendo una traducción como declaró el mismo autor. “Reconocemos la gran labor profesional del jurado y, teniendo en cuenta que es la primera vez que una traducción resulta ganadora, el Ayuntamiento de Palma planteará una reunión con la Associació d’Escriptors en Llengua Catalana para realizar los cambios que se consideren oportunos en las bases de los premios”, señala. Otros galardones, como el Premi Òmnium Cultural Mercè Rodoreda o el Premi de Poesía Art Jove Salvador Iborra establecen sus bases en términos similares a los Ciutat de Palma, sin puntualizar que las obras tienen que haber sido escritas originariamente en catalán.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.

Suscríbete

Puedes seguir a EL PAÍS Catalunya en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal